KWM: Capítulo 164 – El Cariñoso Rey Bestia

Solo me dio tiempo a traducir este mientras que estaba en el avion. No lo lei cuando termine de traducir asi k tiene k tener varios(muchos) errores…

(9/15)

Traducido por Yari

Editado por Risotto

Eso quiere decir mas trabajo para mi.


Capítulo 164 – El Cariñoso Rey Bestia

Si Hiiro no recordaba mal, cuando había llegado previamente a la 【Capital Bestia: Pasión】 hace medio año, que fue capaz de entrar en el 【Árbol del Rey】, donde vive el Rey Bestia , a través de una serie de eventos inesperados. Durante ese tiempo, había conocido a una chica solitaria, joven, mientras exploraba el lugar por su cuenta.

Su pelo castaño corrió hasta la cintura, y una cinta azul, que era lo suficientemente grande como para ser llamada su’marca’, se posó sobre su cabeza. A pesar de que no podía decirse que es tremendamente hermosa, sus atractivos, almendrados ojos grandes y piel blanca casi transparente daban la sensación de que iba a crecer hasta convertirse en una belleza en el futuro.

Ella se había comunicado con él por escrito sobre algo que parecía un tablero. Parecía que había perdido su voz debido a una enfermedad que la afligió en su infancia.

Aunque honestamente no tenía nada que ver con Hiiro, recordó que, de alguna manera, al ver su expresión lo irrito. Ella vivía por otra persona. Eso era algo que normalmente se dice que es magnífico.

Si ella misma había deseado plenamente a vivir de tal manera, el no hubiera pensado nada al respecto. Sin embargo, en el fondo de sus ojos, pudo detectar rastros de resignación y amargura oculta.

Y luego, cuando se volvió su sonrisa hacia él, se dio cuenta de que ella estaba fingiendo, y lo encontró molesto. A pesar de que realmente fue sólo un simple capricho, él, sin pensarlo, le devolvió la voz usando su «Palabra Mágica».

Tenía la sensación de que era algo que tenía que hacer, pero al mismo tiempo, también verdaderamente se sentía que quería ver su verdadera sonrisa.

Después de su curación, se dio cuenta de la importancia de sus acciones y, por tanto, después de prohibirle hablar de él, rápidamente se fue del país. Si hubiera permanecido allí ese momento, se habría sin duda convertido en un problema para él.

Por supuesto, él no la había encontrado después de ese acontecimiento. Más bien, se había olvidado honestamente sobre el incidente hasta que apareció frente a él en este momento.

Llevaba una cinta azul similar a la que llevaba la primera vez que la había conocido.

“¡Hi-Hiiro-sama… Hiiro-samaaaaaaaaaaa!” (Mimir)

Ella vino corriendo hacia él con toda su fuerza, completamente diferente a una princesa. Tenía la intención de evitar el golpe entrante, ya que esperaba que tendría un poder considerable, pero-

“¿……Hm?” (Hiiro)

Él encontró que su túnica fue agarrada por alguien.

“¡C-Chibi Usagi!” (Hiiro)

Era Rarashik. Sus labios se relajaron en una sonrisa divertida, y dijo:

“Es el trabajo de un hombre callarse y aceptar el abrazo de una mujer, ¿no es así?” (Rarashik)

“Que estas…… ¡gufu!” (Hiiro)

Lo podría haber evitado atiempo si no se hubieran apoderado de su ropa, pero como él era incapaz de hacerlo, fue abordado por la chica cinta azul, Mimir. El impacto de su golpe no era algo que se podría llamar un mero ‘abrazo’.

Por supuesto, ella no tenía la intención de atacar a Hiiro. Parecía que ella estaba tan feliz, ella simplemente deseaba abrazarlo.

“¡Hiiro-samaaaa!” (Mimir)

Frotó su pequeña cabeza contra su pecho mientras su rostro se iluminó con una sonrisa. Al ver una escena así, todo el mundo se quedo sin habla, a excepción del Leowald sonriendo y Rarashik.

“¡Mi-Mímir-sama! ¡Por favor separese de esa persona! ¡Él es un enemigo!” (Barid)

Aunque Barid le dio a Mímir una advertencia, parecía que no la alcanzaron, cuando levantó la cara y miró a Hiiro.

“Finalmente…… yo finalmente fui capaz de ver a Hiiro-sama.” (Mimir)

“¡Uf…… lo entiendo, ya lo entiendo, así que date prisa y bajate de mí!” (Hiiro)

Cuando él dijo eso, ella apretó su abrazo aún más.

“¡No quiero! Te vas a ir a algún lugar de nuevo, ¿verdad?” (Mimiru)

“Ja? Qué estás diciendo… ” (Hiiro)

“¡Gahahaha! Hiiro, no importa lo que le digas a Mimir en este momento, ¡Es inútil! ¡Esa niña ha heredado mi terquedad, después de todo!” (Leowald)

Habiendo sentido que vio algo raro, Leowald dejó escapar una carcajada. Incluso si ella estaba disgustada con sus palabras, Mimir dio una mirada agria y tenazmente agarro a Hiiro, expresando su fuerte deseo de seguir sosteniéndolo.

Al ver a tal Mimir, Hiiro dejó escapar un suspiro un poco profundo y rápidamente escribió el carácter 「Intocable」.

¡Suka!

De repente, Mimir, que había estado aferrandose a Hiiro, paso a través de su cuerpo.

“¿¡E……Eeeeh!?” (Mimir)

No sólo Mimir, sino también el resto de las personas en la habitación estaban tan sorprendidos que su boca se abrio.

Hiiro volvió hacia Leowald como si nada hubiera sucedido. Mimir dio una mirada en blanco mientras ella una vez más extendió su mano en un intento de tocarlo, pero-

¡Suka!

Como era de esperar, no podía tocar. A pesar de que Hiiro estaba de pie justo en frente de ella, era como si fuera un holograma intocable.

“Es una pena, cinta azul.” (Hiiro)

“¡Uuuu~ Hiiro-sama!” (Mimir)

Mimir, inflo sus mejillas con desagrado, extendió la mano una y otra vez sin renunciar. Sin embargo, era como si estuviera tratando de atrapar una nube, cuando no sintió ninguna respuesta sólida.

“Hohou, asi que esa es tu magia, Hiiro.” (Leowald)

“¿Te sirve como una buena referencia, Rey Bestia?” (Hiiro)

Los dos intercambiaron miradas mientras débilmente sonrieron el uno al otro.

“Fufu, aún así, me sorprendió al descubrir que Mimir tenía un lado como este.” (Leowald)

“¡……Ah! ……U-Uhm ……lo siento por mi descortesía, ¡Otou-sama!” (Mimir)

Después de volver a sus sentidos, Mimir fijó su aparición mientras ella bajó la cabeza de vergüenza.

“Está bien, eso sólo sirve para demostrar cuánto te gusta Hiiro, ¿Eh?” (Leowald)

La cara de Mimir se enrojeció un rojo brillante y parecía como si el vapor iniciaría a eruptar desde su cabeza.

“Para ti, que suele ser más maduro que cualquier otra persona, para perder la compostura, en esta medida… tu realmente eres interesante después de todo, Hiiro.” (Leowald)

“Realmente no lo entiendo, pero parece……” (Hiiro)

Hiiro miraba a la cara de Mimir. Después de haber sido repentinamente mirada, el corazón de Mimir golpeó mientras se sonrojaba aún más.

“Parece que te has vuelto un poco mejor sonriendo en comparación con antes.” (Hiiro)

Al oír las palabras de Hiiro, sus ojos se abrieron mientras sonreía y-

“¡Sí!” (Mimir)

-contestó con energía. Parecía que ella ya no estaba mintiendose a sí misma. Hiiro una vez más pensó que había valido la pena tomar el tiempo para curarla.

“Sin embargo, Mimir, ¿Cómo sabías que Hiiro había llegado aquí? Realmente no habíamos estado difundiendo la palabra sobre ello, pero…” (Leowald)

A la pregunta de Leowald, Mimir dijo, “Ves……”, mientras que miraba a Rarashik. Siguiendo su mirada, vieron que una figura blanca había aparecido en la parte superior de la cabeza de Rarashik sin que nadie se diera cuenta.

Hiiro había visto antes esa cifra. De acuerdo con Rarashik, la figura blanca era un 「Espíritu」. Hiiro recordó que Rarashik había dicho que su nombre era “Yuki-chan”. Su aspecto era como el de un conejo de la nieve hecho por los niños en un día de nieve.

“……Chibi Usagi, no me digas que …….” (Hiiro)

“¡Nahahaha! ¡Exactamente! Tan pronto como llegamos aquí, envié a Yuki-chan a Mimir-sama. Naturalmente, era para informarle acerca de su visita, joven.” (Rarashik)

“¿Es eso cierto, Mimir?” (Leowald)

Cuando Leowald le preguntó, Mimir asintió claramente afirmando.

“Sí. Aunque Yuki-chan no puede hablar, la hice escribir las palabras usando hielo. “(Mimir)

Ya veo. Así se dio cuenta de mi presencia gracias a Yuki informarndole. Lo que significa que cuando ella vino corriendo a toda velocidad y me abrazó, eso era naturalmente, el objetivo de Rarashik desde el principio.

“En verdad lo has hecho ahora, oi……” (Hiiro)

“Nahaha, es la venganza por lo de antes.” (Rarashik)

Como pensaba, la raíz de este delito era su resentimiento a el ganarle en su casa. En lugar de sentirse molesta por su falta de voluntad por no dejar nada ir, Hiiro estaba más sorprendido mientras dejaba escapar un suspiro.

“P-Por cierto Otou-sama, ¿Por qué esta Hiiro-sama aquí? Basado en lo que Muir-chan me dijo, Hiiro-sama era, um…… parado en el lado de los 「Evila」 en el campo de batalla.” (Mimir)

Su rostro se oscureció con ansiedad.

“Parece que ha venido aquí a hablar conmigo sobre algo.” (Leowald)

“¿Hablar……..con Otou-sama?” (Mimir)

“Umu. Mimir, está bien si te quedas aquí, pero no estes en el medio, ¿entendido?” (Leowald)

“¡Sí! ¡Muchas gracias, Otou-sama! “(Mimir)

Después de decir eso, ella se inclinó. Entonces, aunque Leowald había pensado que iba a alejarse de su posición actual, por alguna razón, se quedó de pie junto a Hiiro.

“¿Mimir?” (Leowald)

“¿Qué pasa, Otou-sama?” (Mimir)

“I-Iya, ¿Por qué no vienes aquí?” (Leowald)

“No puedo hacer eso.” (Mimir)

“¿Q-qué?” (Leowald)

“Este lugar es bueno.” (Mimir)

Dijo que con una sonrisa muy brillante.

“Otou-sama dice que está bien si me quedo aquí.” (Mimir)

“U-umu…” (Leowald)

Todos los demás, en efecto, oyeron eso.

“Es por ello que Mimir no partirá del lado de Hiiro-sama.” (Mimir)

Al verla claramente declarando eso, Leowald juzgó que incluso si decía algo más, ella obstinadamente se negaría a escuchar. Por lo tanto, él no siguió el asunto.

“…………Supongo que está bien. Por cierto Hiiro, ¿Qué va a hacer después de esto?” (Leowald)

“¿Ha?” (Hiiro)

“Después de hablar conmigo.” (Leowald)

“Estaba pensando en que alguien me guíe a la ubicación del duelo, ¿Pero tengo su consentimiento para eso?” (Hiiro)

“Particularmente no me importa, pero incluso si no te guiamos allí, dijo que no sería un problema, ¿verdad?” (Leowald)

“Supongo que sí. Es por eso que pensé que estaría bien de cualquier manera. Así que, francamente, no tengo más negocio aquí…” (Hiiro)

“¿……En otras palabras, usted planea regresarse?” (Leowald)

“Sí.” (Hiiro)

En ese momento, Mimir lo miró con tristeza. A pesar de que por fin lo había visto una vez más …… probablemente seria difícil para ella separarse de él de nuevo.

“¿No vas a ir a encontrarte con Arnold y Muir?” (Leowald)

“Sí, ya le he pedido a Chibi Usagi, pero parece que sería mejor no encontrarme con ellos en este momento. Voy a dejar de lado nuestro maravilloso reencuentro, por ahora. “(Hiiro)

“……Veo.” (Leowald)

Leowald se cruzó de brazos y gimió débilmente, como si estuviera en una profunda reflexión. Hiiro no le hizo caso cuando empezó a centrar su magia en la punta de los dedos. Las personas que vieron sus acciones estaban convencidos de que él tenía la intención de abandonar el lugar.

“Fue bastante agradable.” (Hiiro)

Y, justo cuando estaba a punto de escribir los caracteres,

“Bueno, espera.” (Leowald)

Ante las palabras de Leowald, Hiiro se retorció y dejó de moverse.

“¿…Qué?” (Hiiro)

“No hay necesidad de apresurarse asi. Simplemente tomate tu tiempo aquí.” (Leowald)

Mimir, que había estado haciendo una expresión incómoda, de repente se iluminó y se quedó mirando a Leowald.

“Me niego. No hay ninguna razón para que me quede aquí.” (Hiiro)

Ante las palabras de Hiiro, Mimir instaneamente se deprimió.

“Hou, veo. ¿Incluso si hemos preparado un poco de entretenimiento con el fin de darle la bienvenida?” (Leowald)

Hiiro se contrajo al escuchar esas palabras.

“¿……Entretenimiento, dice?” (Hiiro)

“Sí.” (Leowald)

“……Por lo menos voy a preguntar. ¿Que podría incluir eso?” (Hiiro)

Sintiendo que había captado la atención de Hiiro, la cara de Leowald se relajó.

“De hecho, ayer fuimos capaces de tener en nuestras manos un poco de «Carne Aqua de Sabueso»…..” (Leowald)

“Los estaré molestando por un tiempo.” (Hiiro)[1]

Hiiro nunca pudo olvidar el nombre «Carne Aqua de Sabueso» La razón es que, después de venir a este mundo, era el plato de carne que había dejado la mayor impresión en él.

A decir verdad, había sentido que quería comer esa carne una vez más. Que la carne contenía una exquisitez que parecía que podría hacerte derretir de placer.

“¡Ohh, ya veo, ya veo!” (Leowald)

Leowald dio un pequeño puñetazo de alegria y le hizo un guiño a Mimir típico. De hecho, él lo había hecho intencionadamente quedarse por el bien de Mimir. Él era un padre cariñoso.

Mimir sonreía como una flor que florecia mientras miraba a la cara de Hiiro.

“¡Hiiro-sama, hasta que se prepare el entretenimiento prometido, por favor hable con Mimir!” (Mimir)

“Que problemático.” (Hiiro)

“¡Hau!” (Mimir)

Al verla dejar caer los hombros, como si hubiera recibido un gran choque, Leowald dijo-

“Me disculpo Hiiro, pero por favor, haz lo que quiere Mimir. A cambio, vamos a preparar una buena comida para ti. “(Leowald)

“………No puede ser ayudado.” (Hiiro)

Hiiro libero el efecto de 「Intocable」.

“Muéstrame el camino, cinta azul.” (Hiiro)

“Hiiro-sama ¡……sí! ¡Por aqui, por favor!” (Mimir)

Mientras ella lo dijo, los dos abandonaron la sala.

[1] Yari: tu eres demasiado facil Hiiro

Advertisements

16 thoughts on “KWM: Capítulo 164 – El Cariñoso Rey Bestia

  1. Cuando vi que Hiiro iba a esquivar el abrazo de Mimir pensé que hijo de… menos mal Rarashik salvo el dia Inmovilizando a Hiiro

    Like

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s