Capitulo 50 – Mimir y el chico.

Traductor: KuroShiroe
Editora: Yari

———- Punto de vista de Mimir ———-
Un fuerte sentimiento recorrió su cuerpo cuando ella la vio por primera vez. El aire en este punto era diferente, en la el cielo estrellado/brillante había una luz pálida, una luz que ella nunca había notado antes. Era una luz tan fuerte que no tuvo otra opción que seguir viéndola.

En un lugar ordinario en frente de ella, vio como el espacio se había distorsionado por algo. Cuando se concentro en ese punto, la figura de una persona apareció.
Mimir: (Es eso. . . ¿fantasma-san?)

La niña pequeña llamada Mimir, desde que había nacido, había sido capaz de ver ese tipo de cosas diariamente. Ella intento decirle a su familia acerca de eso, pero solo se burlaban de eso.

Un fantasma en este lugar significaría el alma de un Evila. Por lo tanto, no había forma de que existieran aquí, si es que fueran encontrados serían rápidamente asesinados por los Guardias Gabranth del área.

Pero en el pasado Mimir nunca había mentido. Había definitivamente un fantasma que leía libros. Las alma de una persona que vaga por el mundo. El fantasma nunca habla, pero flotaría en el aire y se movería a través de las paredes con facilidad.

Incluso cuando habla sobre eso nadie le creería. Ella no tenía una fuerte personalidad así que no forzaba a otros las cosas que veía. Ella solo retenía, en su mente, que ese tipo de oscuras existencias podían habitar el mundo.

No dañaba mirarlos, y mirarlos no cambiaba su forma de vida. No obstante, el fantasma que ella veía ahora ante ella era algo diferente, lo estaba mirando fijamente a ella.

Usualmente, cuando ella los veía, ellos simplemente la mirarían y se moverían sin hacer nada. Pero esta vez era diferente.

Cuando ella lo noto, ya estaba mirándola. No la estaba mirando con una mirada que se movía de un lado a otro, la estaba viendo directamente a ella con ojos enfocados como si fuera una persona real la que estuviera ahí. Por eso es que ese fantasma tomo el interés de Mimir, y le regreso la mirada.

El fantasma era un chico, un chico con pelo negro y lentes. Ella pensó que se veía peligroso pero viendo como estaba sorprendido también el ambiente entre ellos se volvió calido.

Había más que suficiente para representar un existencia solida, especialmente la túnica roja que se movía con el viento y el hecho de que estaba parado en el suelo. Era la primera vez que veía ese tipo de fantasma.

El fantasma se apunto, y después a ella, lo que preguntaba era si lo veía o no. Ella asintió continuamente.

En ese momento, sintió una presencia incluso más fuerte del fantasma. El fantasma ya no se sentía diferente de alguien que esta vivo. En ese estado, no sería extraño si otras personas lo pudieran ver o interactuar con él.

Chico(Hiiro): “. . . ¿Cómo lo notaste?”
((Hiiro esta en paréntesis, porque Mimir todavía no sabe su nombre – KS))

El tono de su voz ni era ni muy baja ni muy alta. Pero por alguna razón ella quería escuchar más de su voz. Era la primera vez que se comunicaba con un fantasma. Ella titubeo al principio, pero ella quería hacerle saber que no podía hablar, así que escribió en su tabla.

Mimir: <¿Fantasma-san?>

Ella espero con expectación por una respuesta, pero fue sorprendida por lo que dijo después.

Chico(Hiiro): “Te equivocas. ¿O qué? Puede que tu habilidad para sentir lo paranormal es tan alta que fuiste capaz de verme?”

Ella se quedo aturdida por la sorpresa. Ella había escuchado de fantasmas que no sabían que estaban muertos. Así que asumió que la persona delante de ella era un ejemplo de eso. La verdad, es que se aseguro a si misma que ese era el caso

Mimir: <¿Qué es la habilidad de sentir lo paranormal?>

Chico(Hiiro) : “En vez de escribir, ¿Por qué no simplemente hablar? Es un asunto de eficacia”

Ella entendió lo que quería decir, pero había una razón por la que no podía hablar. Hizo una cara apologética y dijo.

Mimir: <Lo siento. Mimir, no puede hablar>

She was surprised when he understood.
Ella estaba sorprendido cuando el entendió.

Chico(Hiiro): “. . . ¿Es así? Lo siento por eso. Perdóname.”

Mimir: <No, por favor no te preocupes sobre eso.>

Lo que dijo era un poco rudo, pero no hizo el ambiente entre ellos peor. Era probablemente la actitud usual de esa persona. Todos tienen una diferente versión de normalidad. Ser capaz de ver fantasmas era normal para ella. Por tanto, su forma informal de hablar no le producía enojo ni alegría.

Chico(Hiiro): “En cualquier caso, lo de antes. No soy un fantasma. ¿Entiendes lo que son?”

Mimir: <Si, parece que la única persona en mi familia que puede verlos completamente  soy yo>

Hiiro: “Ya veo. No importa el mundo donde estés, siempre hay alguien quien desarrolla un sexto sentido”

Mimir: <¿ . . . . ?>

Hiiro: “No te preocupes. Parece que eres más perspicaz que la mayoría.”

Mimir: <¿Es eso algo bueno?>

Hiiro: “¿Quién sabe? Pero es mejor tenerlo a que no, ¿Verdad?”

Mimir: <Entonces todo esta bien>

Ella estaba feliz. Que hubiera alguien que la pudiera entender la hacía verdaderamente muy feliz. Si su familia escuchara lo que había dicho se hubieran reído, el lo acepto como si fuera natural.

No obstante, viendo a su cara parecía disgustado. Ella pensó que él no podía aceptar su explicación pero la autenticidad en su voz le dijo que no era ese el caso. Algo le esta causando disgusto. Sintiendo algo de sudor en su frente, tomo una pedazo de tela y se limpió.

Mimir: <Fantasma.san. ¿Qué haces aquí?>

Chico(Hiiro): “Ya te dije que no soy un fantasma. Además, solo vine por coincidencia.”

Mimir: <¿Sabes donde estamos?>

Chico(Hiiro): “El <<(Árbol del Rey)>>, ¿verdad? No es como que me haya colado para llegar. Incluso, fui traído aquí por mis compañeros.”

Para el fantasma ser guiado por sus compañeros; Mimir inclino su cabeza, ella definitivamente quería conocerlos.

Mimir: <Ya veo. ¿Es tu primera vez aquí?>

Chico(Hiiro): “Aaah”

Mimir: <Me gusta también este lugar. Cuando tenía cinco, una enfermedad tomo mi voz. Desde ese momento, vengo aquí seguido>

Cuando ella tenía cinco años, ella tuvo un serio resfrío. Ella tuvo una fiebre alta que duro por mucho tiempo. Cuando finalmente se curó, la enfermedad le había causado una horrible infección en la garganta, que le tomo su habilidad para hablar.

Todos estaban escandalizados por lo que paso. Mimir le gustaba cantar. Ella solía ir al jardin regularmente con su familia para cantarles a todos.

Cuando los soldados la escuchaban cantar, era como si estuvieran escuchando un ángel. Ella era muy feliz por eso. Ella no había nacido con el talento para la guerra y el combate como su hermana Kuclear. pero era capaz de cantar con una hermosa voz, y hacer otros feliz era algo de lo que estaba orgullosa.

La familia y los residentes también disfrutaban cuando cantaba. Soló ver esa sonrisa de nueva, Mimir se esforzó mucho para perfeccionar sus habilidades de cantante.

Pero todos sus esfuerzos fueron en vano cuando perdió su voz. Su madre, padre, hermano y hermanas estaban abatidos por lo que pasó. Viendo el repentino cambio en la situación, ella se decidió ser menos severa consigo misma, pero al hacerlo hizo las cosas peor.

Cuando noto que su familia estaba triste, era demasiado doloroso para soportarlo. Ese es el porque Mimir decidió poner una sonrisa falsa. Algún día recobraría su voz y cantaría de nuevo. Ella puso una sonrisa para asegurar a su familia que todo estaría bien.

La perdida de su voz no era un trauma emocional. El/la investigador/a más grande del país determino que incluso con la ciencia y la magia, no había posibilidad de recuperar su voz.

Pero las personas alrededor suyo no estaban seguras, pensaron que si tenían más poder mágico entonces definitivamente podía ser curado. Eso es el porque Mimir desesperadamente ponía una sonrisa. Era un acto humilde, pero porque ella sonría pensaron que ella estaba bien y se sintieron mejor.

No había dudad en su mente que esta era la mejor forma de resolverlo. Mientras ella siguiera sonriendo todos se sentirían felices, incluso si ella nunca vuelve a tener su voz, ella sonreiría y algo podría. . .

Mimir, que era sensible a las emociones de otros, estaba determinada a sonreír para otras personas, para asegurarse que no se sintieran tristes.

Sin embargo en este momento, se pregunto si todavía estaba sonriendo. Si se miraba en un espejo, ella sabría que de seguro estaba sonriendo. No era sonrisa con poca emoción, sino una autentica sonrisa.

Mimir: (Pero porque fantasma-san se ve como si estuviera enojado)

Viendo el desagrado del fantasma, ella empezó a asustarse. Pensó en abrir su boca y sonreír, pero al momento que lo iba a hacer, el espacio se distorsiono al frente de sus ojos.

Mimir: (¿Eh?)

En ese instante, se desmayo.

Cuando se despertó, se encontró tirada en el piso debajo de la sombra de un árbol. Fantasma-san estaba al lado de ella. Ella sentía un pequeño calor en su cuerpo. Era probablemente debido a la persona que la trajo a este lugar.

Ella no pensó que un fantasma podía ser capaz de tocar a otra persona. Esto podría ser debido a que era un fantasma especial. Ella expreso sus gracias escribiendo rápidamente algo en su pizarra.

Mimir: <Siento causarte problemas. Gracias por traerme todo el camino hasta aquí.>

Pero aun diciendo eso, él todavía una mirada de disgusto en su cara. Ella era amable con él, pero no había ninguna mejora en su expresión de desagrado. Ella pensó que no había otra forma que expresarle sus preocupaciones en voz alta.

Con eso en mente, lagrimas empezaron a juntarse en sus ojos. Ella todavía estaba sonriendo, pero ella quería decir algo para agradecerle.

Esta era la primera vez que estaba movida a este punto. Ella sintió que no había otra opción mas que expresar sus gracias diciéndolas.

El parecía que estaba haciendo una difícil decisión. Él apretó sus dientes y dijo con una sería expresión.

Chico(Hiiro): “Oi, lo que estoy apunto de hacer ahora, no puedes decirle a nadie. ¿Entiendes?”

Ella lo miro sin expresión . En ese momento, una luz blanca salió de su dedo, y se movía hacía su cuerpo. Daba un poco de susto al principio, pero en el momento en que su dedo toco su cuerpo, sintió calor desplegarse por su cuerpo.

Mimir: (¿<<Unión>>. . . . <<Magia>>. . . ?

Sintió algo similar a una gentil brisa en un día cálido recorrer su cuerpo. Era un sentimiento placentero; era tan cómodo que se olvido de que estaba preocupada hace unos momentos.

Su cuerpo sintió un hormigueo por un momento y después calor lentamente recorrió su cuerpo. Ella incluso sintió que su humor había mejorado. Ella no tenía idea que es lo que había pasado, pero se sentía mucho mejor.

Era como si hubiera renacido. Entonces, el chico le dijo a la desconcertada Mimir.

Chico(Hiiro): “Entonces. Intenta hablar, Listón.”

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s